Labores y Manualidades

Manualidades y Labores, técnicas y creatividad

Trucos para decorar una tarta

¿Te encanta hacer tartas y quieres hacer su decoración más atractiva? ¿Te da miedo usar fondant o buttercream para decorar pasteles porqué no sabes como utilizarlos?
¿Te gusta las tartas de las panaderías pero crees que son muy difíciles de hacer?

La decoración de un pastel o tarta no tiene porque ser imposible para ti, bastan unos consejos y un poco de práctica, para convertir el aspecto de tu pastel en una obra maestra.

Trucos para decorar una tarta

Con unas técnicas simples y fáciles de dominar con un poco de experiencia, puedes probar cómodamente en casa y podrás defenderte y aprender divirtiéndote.

El resultado final tendrá un aspecto impresionante, flores, estrellas, guirnaldas..., mezcla y combina las distintas decoraciones para hacer un pastel único. Me encanta hacer esta receta de tarta de queso y darle un aspecto diferente en cada ocasión.

Antes de empezar a decorar, es esencial tener una buena base, o un buen bizcocho, en este caso. Deja la superficie de tu bizcocho plana para trabajar mejor con el. Puedes cortarlo o bajar un poco la temperatura en el horno (cuando la temperatura del horno es demasiado alta, los bizcochos forman un sombrero).

Si no estás seguro de la temperatura del horno, usa un termómetro para comprobar su temperatura. Para que el bizcocho se desmolde bien y no se rompa, cubre el molde con papel de hornear en vez de engrasarlo únicamente.

Una vez que el bizcocho está listo (liso y nivelado) hay que cubrirlo de buttercream (una combinación de mantequilla batida y azúcar glas). Puedes elaborar muchas variaciones del buttercream añadiendo diferentes ingredientes, como chocolate, extracto de vainilla, saborizantes, colorantes.... Para una versión más sofisticada utiliza un merengue suizo.

Una vez cubierto por completo (bordes y superficie) se puede dejar así, en buttercream o cubrirlo con fondant.

No es necesario tener un equipo de lujo para decorar con el buttercream o el fondant, pero si que unas pocas herramientas esenciales: varias mangas pasteleras desechables, boquillas y acopiadores, espátulas de varios tamaños para alisar, colorantes de alimentos (mejor en gel que líquidos) con los colores básicos (los colores básicos se pueden mezclar para crear otros tonos), etc.

Se puede decorar la tarta con buttercream de muchas formas posibles, creando formas con la cuberteria:

  • Picos: con la parte plana de una cuchara, aprieta el glaseado y tira hacia arriba formando un pico. Repite el proceso sobre la parte superior y los lados del pastel.
  • Zigzags: con los dientes de un tenedor aprieta sobre el buttercream con un movimiento ondulado.
  • Olas: con la parte posterior de una cucharita, haz un suave movimiento de torsión en una dirección. A continuación, mueve la cuchara y haz otra vuelta en la dirección opuesta. Repite hasta que toda la tarta esté cubierta.

Antes de abordar el pastel, practica en un plato para ganar confianza. Antes de escribir en un pastel con glaseado, delinea suavemente las palabras con un palillo de dientes, así sabrás donde tienes que escribir y hacerlo recto.

Para aplicar el buttercream con una manga pastelera, aplica una suave presión para empujar el glaseado hacia abajo, hacia la punta de decoración. Esto ayudará a eliminar las burbujas de aire de dentro y asegurará que salga una corriente uniforme de glaseado por la punta.

Tienes que vigilar la boquilla con regularidad, limpiando cualquier acumulación de glaseado que pudiese interferir en la decoración. El glaseado se puede quitar y reutilizar, siempre y cuando lo enfríes para mantener su elasticidad.